Introducción a la Programación Funcional

En Fiqus tenemos programadores a los que aparte de programar imperativamente, nos gusta y nos motiva programar funcionalmente.

¿Qué es la programación funcional?

Es un paradigma de programación declarativa basado en el uso de funciones matemáticas.

Desmenuzando conceptos…

La programación funcional genera un código lindo y declarativo -se lee y se entiende lo que hace-.

La diferencia entre una función matemática y “función” utilizada en programación imperativa es que esta última mencionada puede tener efectos secundarios (side-effects), como cambiar el valor de variables globales o pasadas por referencia. Al eliminar dichos efectos secundarios, en la programación funcional, se puede entender y predecir el funcionamiento de un programa más fácilmente, porque una función que se invoca con los mismos parámetros siempre va a retornar el mismo resultado.

Podemos nombrar algunos lenguajes de programación funcionales que ya tienen buena historia recorrida, como lo son Haskell, Miranda y Erlang. También algunos más nuevos como lo son Clojure y Elixir.

Vale la pena destacar que algunos lenguajes utilizan lazy evaluation, como Haskell y Miranda, donde cada expresión y argumento será evaluado a medida que se necesite, o sea, que algunos argumentos quizás nunca sean evaluados; en cambio otros utilizan eager evaluation, como Erlang y la mayoría de los lenguajes imperativos, donde las expresiones y parámetros se evalúan al momento que se asignan.

Describamos algunas de las features más importantes de la programación funcional:

“Variables” inmutables

“Variables” -entre comillas- porque en realidad en funcional, dichas variables nunca cambian, una vez asignado un valor para una variable, dicho valor no cambia, decimos, es inmutable. Esto trae ventajas, como eliminar posibles errores en nuestros programas por modificaciones de variables fuera de nuestro control. Aparte de tener un test unitario mucho más confiable.

Pattern matching

Es una herramienta muy potente y clave para la programación funcional. Es muy importante a la hora de definir funciones, favorece el código declarativo y lo que hace es establecer patrones por donde debe seguir el hilo de ejecución.

Por ejemplo:

empty([]) -> true;
empty(_) -> false.

Esta función en Erlang comprueba si una lista es vacía mediante pattern matching, si lo es devuelve true, caso contrario devuelve false.

Recursividad

Se da cuando una función se llama a si misma las veces que sea necesaria para retornar un resultado, siempre con un criterio de paro.

En los lenguajes imperativos es usada sin problemas, pero en los funcionales es pieza fundamental, de hecho en vez de usar los famosos loops imperativos, en funcional se utiliza la recursividad. ¿Por qué? Recordemos que las variables son inmutables, lo que descalificaría la chance de usar un loop convencional.

Concurrencia

Este concepto es importantísimo en el software, y en la programación funcional es una key por sobre la imperativa porque -retomamos- los side-effects son reducidos al mínimo. Al tener múltiples (decenas, cientos, miles, cientos de miles…) procesos/threads en ejecución, el hecho de que nuestras variables sean inmutables y no depender de estados, nos garantiza una concurrencia limpia.

 

Nos despedimos con un pensamiento “en voz alta”:

¿Será por todo esto que WhatsApp usa Erlang en sus servidores…?

2017-03-22

pbrudnick

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *